Un Activo es todo aquello que genera ingresos y un Pasivo, gastos.

Vamos a contextualizar un poco. Si queremos tener unas finanzas personales exitosas, tenemos que cambiar de mentalidad. Es por esta razón que es importante conocer conceptos como qué es un activo y su diferencia con un pasivo. La mayoría de las veces se nos dificulta entender el significado de ambos. Allí radica el verdadero problema, el no contar con una definición desde el punto de vista financiero.

¿Mi casa y mi carro son Activos?

Tradicionalmente se nos ha enseñado el significado de dichos conceptos de una manera equivocada: ‘’mi casa es un activo’’ y ‘’mi carro es un activo’’ Ahora sí, desde el punto de vista financiero un activo es todo aquello que pone dinero en nuestros bolsillos y un pasivo todo aquello que nos quite dinero. Considerando esto, veamos un ejemplo práctico:

Si compras una casa y vives en ella, ésta se convierte en un pasivo porque debes pagar impuestos, administración, entre otros. Sin embargo, si esa casa la tienes en arriendo, es un activo, porque te está generando ingresos mensuales. Entendiendo la diferencia entre activos y pasivos, es importante resaltar que para tener independencia financiera es necesario contar con más activos que pasivos.

Cuéntanos en los comentarios ¿cómo crees que puedes convertir tus pasivos en activos?